Resignificar el dolor de la experiencia traumática: entrevista radiofónica sobre el Proyecto Claudel

El lunes 7 de febrero, Ràdio Mataró dentro del programa Valors a l’alça, he emitido una entrevista a Irene Andrés, responsable del Servicio de Atención Integral a las Mujeres en Associació in via. Se trata de un programa de Associació Cultural Valors para reflexionar y debatir entorno a los valores humanos y lo emiten diversas emisoras locales. La entrevista trata sobre nuestro Proyecto Claudel: arte terapia para mujeres y jóvenes supervivientes de violencias machistas. Puedes escucharla en este enlace (a partir del minuto 27 hasta el minuto 38), o bien leerla a continuación:

¿En qué consiste el Proyecto Claudel?

Nosotras trabajamos con mujeres u jóvenes que han sido víctimas de violencia machista y estamos especializadas en atención a mujeres que han sufrido violencia sexual o que son víctimas del tráfico de personas con fines de explotación sexual. Entonces, entendiendo que la violencia sexual es una de las más devastadoras para el ser humano, y viendo las dificultades que presentaban muchas mujeres y jóvenes para poder abordar terapéuticamente su situación y, por tanto, poder hacer una recuperación psicoemocional de la violencia que han sufrido, vimos que teníamos que implementar nuevas estrategias para poder facilitar esta recuperación psicológica. Pensamos que una de las mejores maneras sería utilizar el arte terapia: implementamos este proyecto, que desde el año 2019 se llama Proyecto Claudel y recibe financiación en el ámbito de la administración, pero nosotras habíamos empezado a hacerlo con fondos propios años atrás.

Este proyecto consiste en ofrecer a las mujeres y jóvenes un espacio grupal de encuentro y de creación artística para crear sus obras, que pueden ser de diferentes disciplinas (fotografía, pintura, escritura…), pero hacerlo en un contexto de sororidad y donde puedan de algún modo positivizar todas las experiencias traumáticas que han tenido, donde poder expresar emociones que habitualmente no se pueden expresar porque hay MUCHO dolor dentro de ellas, y compartir tanto con el resto de compañeras como con el mundo a través de exposiciones toda esta creación que viene a partir de compartir estas experiencias, transformarlas en arte, y compartirlas con el resto de compañeras y con el resto del grupo. Básicamente, éste es el objetivo del proyecto.

¿Por qué se llama Proyecto Claudel?

Se bautizo con este nombre el proyecto en honor a Camille Claudel, una escultora que nación en el siglo XIX, que vivió a caballo entre el s.XIX y el s.XX, y que no se dio a conocer entre otras cosas porque fue eclipsada por la relación que mantenía con Rodin. Digamos que como tantas otras artistas y mujeres que hicieron historia, pero no lo hicieron porque eran mujeres. Lo que intentamos también con nuestros proyectos es poder poner nombre a estas mujeres y darles el lugar que la historia no les ha dado: por este motivo se llama Claudel el proyecto.

El arte permite compartir, expresar, transformar y, a veces, incluso positivizar. ¿Nos lo puedes explicar?

Para poder explicarlo tenemos que hacer referencia a considerar una mujer como víctima de violencia, o como superviviente de violencia. Es decir, lo que tienen en común estas mujeres y jóvenes es que han sobrevivido a esto, han podido sobrevivir y eso les da una fuerza. De algún modo quiere decir resignificar todo este dolor de esta experiencia y salir de ello más fuertes. Por eso digo positivizar, es decir, que ellas puedan entender que a partir de esta experiencia han sobrevivido y son más fuertes que antes, que realmente han podido sobrevivir es muy importante, conceptualmente considerarlas supervivientes con fuerza, y que sean conscientes de esta fuerza que tienen, y que la puedan compartir, y como han podido salir de todo esto… No son víctimas que se quedan a la espera de que alguien les solucione la vida: han podido salir de la violencia, es un hecho MUY complicado y pueden salir de ello fortalecidas y, por tanto, cuando decimos «positivizar esta experiencia» quiere decir resignificarla, darle un significado positivo: soy fuerte, he aprendido esto, y estoy aquí, viva, fuerte, y con muchas más capacidades que antes, i lo quiero compartir con todo el mundo.

¿El poder que tiene el arte, al menos en casos como este, no?

Exacto. Nosotras lo que vimos es que había muchas jóvenes, que son menores de 18 años y que han sufrido violencia sexual, que muchas veces sienten la palabra «psicólogo» y huyen. Ya para las personas adultas, para cualquiera de nosotras, tienes que saber muy bien qué te puede ofrecer y proporcionar, en qué te puede ayudar esta figura. Con las jóvenes nos encontrábamos que huían, y sí que vimos que a partir del arte sí que eran capaces de expresar emociones, porque las emociones se tienen que poder expresar, para poder avanzar y propiciar esta recuperación psicoemocional, y es por ello que a partir de estos pequeños talleres de creación que hacíamos con las jóvenes quisimos generar un proyecto estructurado, y explicarlo al mundo.

¿Cuál es el feedback del proyecto? ¿Alguna sorpresa que os hayáis encontrado?

Con las mujeres y jóvenes afortunadamente nos sorprendemos muchísimo cada día, y aprendemos muchísimo de ellas. Quiero dejarlo claro porque realmente tienen una fortaleza y unos recursos y unas capacidades y una resiliencia que es admirable. Es verdad que vestimos el proyecto en el 2019, pero ya hacíamos pequeños talleres desde hacía muchos años, y es a partir del 2019 que lo presentamos a convocatorias y administraciones y que empezaron a confiar en nosotros y a apostar por aquí. Pero de alguna forma, hasta aquel momento lo hacíamos con fondos propios, y fue a partir de entonces que empezamos a hacer exposiciones, especialmente el 25N, un poco para poder compartir todo esto.

Respecto al feedback, las mujeres y jóvenes se entusiasman muchísimo porque como además hacemos distintas disciplinas artísticas ellas pueden escoger la que más les gustes, y es un trabajo conjunto, es decir, entre todas hacemos. Y la verdad es que es impresionante. Realmente los textos que salen, las ideas y la creación sí que nos sorprenden muchísimo. Es admirable, y es muy emocionante… Habitualmente a partir de estos talleres sales con la piel de gallina, y sobre todo porque se genera sororidad entre ellas, i contigo también porque eres mujer, y estás compartiendo esto con ellas.

¿Cómo podría alguien aportar algo para el proyecto?

En la página web de Associació in via podéis participar haciendo alguna donación o bien haciéndoos socias, y también os informaremos desde la página web cuando hagamos exposiciones del Proyecto Claudel, siempre en días que tengan un significado importante para nosotras (25N, 8M…).

Para más información del Proyecto Claudel podéis consultar esta noticia, o bien este artículo de Xarxanet.org.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.