El pasado mes de noviembre iniciamos el nuevo Programa de Inserción laboral para mujeres en riesgo de exclusión perceptoras de la Renta Garantizada de Ciudadanía, que tiene por objetivo facilitar la inserción laboral de las mujeres supervivientes de violencia machista en situación de vulnerabilidad, mediante la realización de itinerarios individuales de inserción adaptados para introducir a la persona en el entorno laboral.

El enfoque primordial, además de la inserción laboral, consiste en facilitar un trabajo de reconstrucción de la autoestima desde una perspectiva de género, acompañando la mujer en sus dificultades e inseguridades, valorando sus capacidades y potencialidades para de implementar un modelo de intervención basado en la adquisición de herramientas, habilidades y competencias para afrontar con éxito el acceso al mercado laboral, teniendo en cuenta los su intereses y necesidades. El itinerario consiste en relacionar y analizar, desde una visión integral, todos los elementos que dan significado a la realidad sociolaboral de la usuaria y determinar los aspectos intangibles que impiden su empleabilidad.

El elemento innovador de este programa recae en la metodología de las líneas de acción de género que articulan el acompañamiento sociolaboral para la erradicación de la violencia contra las mujeres, generando condiciones de equidad, bloqueando los procesos de re-victimización -es fundamental considerar que estas mujeres merecen el tratamiento de agentes de su propia vida y deben contar con la información más ajustada sobre la situación en que se encuentran- y, por último, favoreciendo la emergencia de procesos de autonomía y apoderamiento mediante la apropiación de derechos, la adquisición de conocimientos y el refuerzo de sus herramientas personales para permitirlas gestionar su salida de la violencia y su inclusión en la sociedad de acogida.

Andrea Marin

Servei d’Orientació i Inserció Laboral