Lloguer pisos

Nuestra denuncia sobre la dificultad de alquilar pisos para mujeres y familias que han sufrido situaciones de violencia llega a los medios

Los siguientes medios se han hecho eco de la denuncia publicándola: Catalunya PressCatzona i Social.cat. Podéis descargar la nota de prensa (en catalán) desde este enlace o bien podéis leerla a continuación. Además, nos entrevistaron de TV3, El Periódico, y del programa De boca a orella de Ràdio 4 (RTVE) (minuto -24:20).

Associació in via denuncia la dificultad de alquilar pisos para mujeres y familias que han sufrido situaciones de violencia

La entidad hace un llamamiento urgente a la sociedad para encontrar alojamiento para 12 personas en pisos de, como mínimo, 4 plazas

Irene Andrés, responsable del SAID de Associació in via: “hablar sobre la violencia y denunciarlo está muy bien, pero hace falta hacer más»

Associació in via denuncia que se encuentra con muchas dificultades para alquilar pisos a familias y mujeres que han sufrido situaciones de violencia. Así lo afirma Irene Andrés, responsable del Servicio de Atención Integral a Mujeres víctimas y supervivientes de violencias machistas de la entidad, quien asegura que cuando los propietarios y agentes inmobiliarios se enteran de quién vivirá en el piso, la gran mayoría pone trabas o se echa atrás.

La responsable del servicio explica que, cuando una mujer es acogida – sea sola, sea con infantes- por Associació in via, empieza un «proceso de reparación psicoemocional», así como «un proceso para que consiga ser independiente». Para poder ir avanzando, la asociación ofrece pisos-puente, donde conviven diversas personas que, con el soporte de profesionales, emprenden este proceso hacia su libertad y nueva vida.

Aún así para hacer esto necesita la colaboración de la sociedad, «quien nos puede ayudar alquilándonos pisos», afirma Irene Andrés, quien explica que han tenido que cerrar proyectos que tenían en marcha porque no han conseguido alquilar un espacio. Convencida de que no es por el hecho de no cobrar – ya que el alquiler lo paga rigurosamente la asociación cada mes-, ni tampoco por el estado en que se deja el piso – ya que las técnicas de la entidad visitan la estancia diariamente y tienen contratado un servicio de mantenimiento-, la responsable del SAID entiende que es fruto del miedo a lo desconocido y de «saber qué ocurre en situaciones de violencia». «No queremos generar una dependencia institucional, necesitamos que la sociedad nos de estas oportunidades», dice, y añade: «hablar sobre la violencia y denunciarla está muy bien, pero hace falta mucho más».

Y es que, actualmente, Associació in via se encuentra con muchas mujeres que están intentando salir del entorno de violencia que sufren en su casa, pero no tienen dónde ir. Muchas de ellas acaban pasando semanas o meses en pensione sy albergues, a la espera de una plaza en un programa de acogida. «Y eso no es lo peor, si no que muchas de ellas están embarazadas o han huido con sus hijos e hijas«, apunta la responsable del SAID, impotente ante la imposibilidad de reducir las listas de espera.

Por otro lado, Andrés también critica que muchas veces parece que los únicos pisos a los cuales pueden optar están muy lejos de Barcelona ciudad, hecho que dificulta el proceso de reinserción – tanto laboral como social – de las mujeres y familias. «Los pisos más céntricos son ideales como hogares de máxima autonomía para mujeres que están en un estado ya de casi salida, con estudios avanzados y trabajo estable», explica Andrés, quien apunta que también son idóneos en casos de extrema vulnerabilidad, como el de una mujer que necesita estar cerca del Hospital Vall Hebron para hacerse diálisis tres veces por semana, a la espera de un trasplante.

Ante la dificultad de encontrar pisos de alquiler, Associació in via hace un llamamiento urgente a todas las personas propietarias y agentes inmobiliarios de la provincia y el Área Metropolitana de Barcelona: «Necesitamos poder encontrar hogar para 12 personas y que los pisos tengan espacio, como mínimo, para 4 personas». Es necesario que los pisos tengan ascensor para que puedan ser accesibles para todo el mundo. Así, la entidad pide que si alguien quiere ofrecer un piso de alquiler, contacte con Óscar Giménez a través del número 93 215 56 26 o del email ogimenez@invia.cat.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.