¿Como podemos estimular la autonomía y potenciar la autoestima de los niños ya desde pequeños? Esto es lo que intentamos explicar el pasado 9 de mayo en la escuela La Mar Bella de Barcelona, ​​donde profesionales del Servicio de Atención a la Familia y a la Infancia de la Asociación invia impartimos una charla en el marco de los talleres y actividades que realizamos en varias escuelas. Os hacemos un pequeño resumen de lo que explicamos, en forma de 4 pistas y media que pueden ser muy útiles a todas las madres y padres.

 

1. Decidir la tarea y preparar todo lo necesario.

Tendremos que hacerlo de manera razonada, siempre adaptándonos a su edad y evitando pensamientos como «prefiero hacerlo yo que lo haré más deprisa». Una vez decidida la tarea, tenemos que preparar todo lo que pueda necesitar para hacerla. Tendremos que ser constantes y pedirle que realice la tarea todos los días y en todos los lugares y conseguir que todos vayamos a una, tanto el padre como la madre.

2. Explicar.

Es importante que el niño o niña tenga claro qué queremos que haga y cómo. Se lo explicaremos y después le podemos pedir que nos lo explique él  nosotros, para asegurarnos que lo ha entendido correctamente. ¡Es importante motivarlo! Podemos animarle diciéndole que lo hará muy bien y por ello siempre le pediremos tareas que pueda realizar con éxito. Si queremos enseñarle una tarea nueva, podemos hacerla nosotros primero, dándole un modelo de lo que luego deberá imitar. Podemos utilizar diversas técnicas para que lo entienda mejor: darle autoinstrucciones para que vaya siguiendo los diferentes pasos, podemos pedirle que repita los pasos en voz alta mientras los va ejecutando, o bien darle la tarea segregada por pasos en dibujos.

3. Practicar.

Una vez ya hemos explicado qué hacer, ¡toca practicar! Así, ofreceremos al niño varias oportunidades para poder poner en práctica la tarea que le hemos encargado, y si necesita ayuda, le echaremos una mano recordando los diferentes pasos en voz alta o dándole pistas. Como decíamos anteriormente, es importante motivarlo para que siga intentando hacer el trabajo encomendado, por eso elogiaremos los avances que vaya haciendo y le animaremos a seguir mejorando. Por otra parte, a medida que vaya mejorando en la realización de la tarea iremos retirando las ayudas: sólo así fomentaremos que cada vez vaya ganando más autonomía. Hay que recordar, sin embargo, que las prisas no son buenas compañeras y tendremos que prever el tiempo necesario y tener paciencia.

4. Supervisar.

A medida que gane en experiencia en la realización de la tarea, nuestra función será la de supervisar como lo ha hecho. Por ejemplo, si le pedimos que se lave el pelo en la ducha, revisaremos que no le quede jabón. En este momento, nos tocará seguirle motivando y será necesario continuar elogiándole para que no se desanime. En caso que no lo haya realizado correctamente, le podemos decir en qué puede mejorar: se lo podemos explicar utilizando frases que remarquen lo que ha hecho bien pero también que dejen claro en que debe practicar más, como por ejemplo: «Muy bien, te has lavado el pelo tú solo, pero tendrás que seguir fijándote en…».

41/2. ¿Y si no quiere?

Y en caso de que no quiera hacer el encargo, ¿qué podemos hacer? Ante todo, tendremos que valorar si no quiere hacer la tarea por comodidad o porque es demasiado difícil. Si es este el caso, podemos dividir la tarea en subtareas y írsela pidiendo por partes, siempre reforzando positivamente cada pequeño avance. Si, en cambio, no lo quiere hacer por comodidad, tenemos que intentar cambiar la argumentación. Una posibilidad es transformar el encargo en un privilegio: por ejemplo, podemos explicarle que le otorgamos esta nueva responsabilidad porque ya es mayor y ahora ya tiene edad para poder hacerlo. De esta manera, puede aceptar mejor la tarea que si se la planteamos como una orden.

Y después de estos consejos, ¡ahora toca ponerlos en práctica!

 

Para más información sobre el Servicio de Atención a la Familia y a la Infancia:
  • Podéis contactar con nosotros en safi@invia.cato llamando al teléfono 93 25 155 626.