Seguir adelante

A través del equipo de Fan News Club conocemos los testimonios de Paola y Paulina (madre e hija) y Fátima, usuarias de “in via” víctimas de violencia machista que hoy siguen adelante más fuertes, seguras y empoderadas.

Paola García y Paulina Espino, madre e hija víctimas de violencia machista (en la foto principal):

“Ya estoy fuerte, estoy bien. Después de tres años puedo decir que soy feliz” describe Paila García, mexicana de 31 años residente en Barcelona desde hace una década. Cantante de ópera y con una hija de 6 años, sufrió violencia machista. “Él me chafaba. Me decía que no era nada y que no tenía donde caerme muerta”, explica.

Los servicios sociales la derivaron a “in via”: “Se lo debo todo a la entidad”. El punto de inflexión fue cuando su madre, Paulina Espino, vino de México para vivir en la casa de acogida: “lucharemos para que no haya una tercera generación de agredidas en la familia”, sentencia Espino.

Fátima, víctima de violencia machista:

fátima“Cuando llegué estaba fatal. Ahora estoy mejor, quiero buscar un futuro para mí y, sobre todo, para mis hijas que han sufrido mucho”. Así resume Fátima sus tres meses de acogida en la asociación “in via” donde vive con dos de sus cuatro hijas.Con 39 años y natural de Marruecos, Fátima ha sufrido violencia machista de sus tres ex parejas, la primera un matrimonio por conveniencia.

No sabe escribir ni leer y nunca ha recibido ayuda de sus ex amigos. “Me están ayudando mucho aquí, sobre todo para intentar traerme a mi hija de 2 años que está en Marruecos con mi madre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *