La mediación, herramienta fundamental en la gestión de conflictos

“La mujer gitana se encuentra con una larga lista de desventajas que inciden en el campo laboral, sanitario y socioeducativo, puesto que estas inciden en la doble marginación que como mujer y gitana sufre” Carmen Carrillo Losada

En Associació in via creemos que los valores de la mediación –el diálogo, el respeto, la confianza y la responsabilidad– son fundamentales en la gestión de los conflictos para resolver los problemas cotidianos que nacen de nuestras relaciones interpersonales. Hoy 21 de enero, Día Internacional de la Mediación, conmemoramos la aprobación del primer documento legislativo de mediación a nivel Europeo, firmado en 1998 con el objetivo de visibilizar la importancia de la mediación en la resolución de conflictos. Habitualmente, un conflicto es un punto de desacuerdo que nos genera angustia y malestar, y que se puede desarrollar en las diversas esferas que conforman nuestras vidas: la familia, los amigos, el trabajo, la escuela e, incluso, a nivel personal e individual.

Como expertas en mediación familiar, desde el Servicio de Atención a Familias e Infancia de Associació in via creemos con firmeza que cualquiera de nuestras intervenciones tiene que tener la mirada centrada en la persona, y que esta mirada tiene que ser intercultural y con perspectiva de género. De hecho, como entidad que trabaja desde una perspectiva de derechos humanos, interseccional y de reducción de daños, desde 2017 colaboramos como expertas en mediación familiar en el Curso de Especialización en Gestión de Conflictos Públicos, Mediación Comunitaria y Familiar del Pueblo Gitano, impulsado por la Generalitat de Cataluña como una de las acciones del Plan Integral del Pueblo Gitano.

La formación, que consta de 230 horas y va dirigida a la comunidad gitana, favorece la inserción laboral de las personas que superen la formación al registro de mediadores y mediadoras familiares y comunitarias del Centro de Mediación del Departamento de Justicia de la Generalitat. Y es que la mediación familiar y cívico-comunitaria se está convirtiendo en una herramienta clave para corresponsabilizar a la ciudadanía en las causas y las soluciones de los conflictos, y el ámbito profesional de la mediación y la gestión de conflictos se encuentra en pleno auge.

Participando en este curso, pues, desde Associació in via colaboramos para mejorar las competencias profesionales en mediación de personas gitanas, acercándolas así a este sector laboral, a la vez que contribuimos en la implementación del Plan Integral del Pueblo Gitano en Cataluña 2017-2020, prorrogado hasta el 2023, el eje vertebrador del cual se basa en el desarrollo de medidas y acciones directamente destinadas a mejorar la situación social del pueblo gitano, así como en la lucha contra su exclusión social a través de programas de inserción y capacitación laboral. De hecho, en esta línea, este año hemos propuesto llevar a cabo un proyecto de inserción sociolaboral enfocado específicamente a las mujeres de etnia gitana para fomentar la igualdad de oportunidades de acceso al trabajo, la paridad, la inclusión, y la no-discriminación de la mujer gitana. Y es que, como bien apunta Carmen Carrillo Losada –incansable defensora de los derechos del Pueblo Gitano–, “La mujer se encuentra con una larga lista de desventajas que inciden en el campo laboral, sanitario y socioeducativo, puesto que estas inciden en la doble marginación que como mujer y gitana sufre”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.