Los delitos por agresiones filioparental (es decir, la que ejercen hijos y/o hijas hacia padres, abuelos u otros familiares) han aumentado en un 14% en Catalunya los últimos años, según han publicado recientemente algunos medios, como el Social.cat, y ante este incremento se abrirá un nuevo centro abierto de menores en Girona especializado en el tratamiento de este tipo de casos. Este aumento significativo se justifica en parte por el hecho de que cada vez se denuncian más este tipo de agresiones, según afirman responsables del Departamento de Justicia del Govern, pero evidencia un abordaje del conflicto familiar que a menudo pasa de puntillas por encima de un aspecto clave que debe evitar que los conflictos familiares acaben convirtiéndose en delitos: la prevención.

En la Asociación invia iniciamos en 2016 un innovador proyecto para abordar este tipo de violencia familiar, el Proyecto Olimpo, que precisamente tiene la prevención como eje transversal. El programa, que en estos dos años ha atendido a 22 personas de 10 familias diferentes, nace a raíz de la detección creciente de este tipo de conflictos en otros servicios de la entidad dirigidos a la mediación familiar.

El programa, siguiendo la filosofía de la mayoría de los servicios que ofrece la asociación, adopta un acercamiento multidisciplinar y muy personalizado, adecuado a las necesidades de cada familia. Se estructura en una cantidad variable de sesiones terapéuticas (algunas sólo con hijos y / o hijas, otros sólo con padres / madres, otras conjuntas), que van más allá del abordaje del conflicto actual que se quiere resolver. Al contrario, de hecho el proceso empieza yendo para atrás para recuperar la historia familiar. Así, se intentará detectar donde empieza la dificultad y facilitar que las dos partes en conflicto puedan crear una narración común alternativa a la que ellos mismos se han explicado, y de esta manera llegar a entender si ha habido un desencadenante o cómo se ha llegado a la situación actual. Llegados a este punto, la terapia pone el foco en observar las pequeñas mejoras que eventualmente se hayan podido producir durante el proceso de conflicto, de cara a establecer qué dinámicas pueden ser reproducibles a la situación actual.

Otra característica de los procesos que desarrollamos en la Asociación invia, y que en este proyecto cobra una especial relevancia, es la función de las terapeutas. La demanda inicial de ayuda de las familias viene acompañada de una autopercepción de no saber cómo resolver la situación y con la esperanza de que un agente externo les ayude a encontrarla. Desde la Asociación invia las terapeutas las acompañan en este proceso ofreciendo las herramientas y recursos que se ajusten a su realidad para que se apoderen y que sean ellas mismas las que encuentren su propia solución.

Al final, cada familia es experta en su propia historia y nosotros nunca sabremos tanto de este tema como ellas. Nuestro papel es acompañarlas en su dificultad temporal y ayudarles a encontrar el camino que no han sabido encontrar sólas en el mapa de su vida.

Para más información sobre el programa o sobre la mecánica de derivación de casos:
  • Contactad con el Servicio de Atención a la Familia y a la Infancia en safi@invia.cat o llamando al teléfono 93 25 155 626.
  • Para más información, podéis visitar también la página específica del Programa Olimpo