25 de noviembre de 2019 – Dia Internacional contra la violencia machista

Como cada año, el 25 de noviembre se conmemora el día Internacional contra la Violencia Machista y desde invia volvemos a sumarnos de manera activa a esta necesaria jornada de visibilización, conciencia social y denuncia. Frente al aumento y fortalecimiento de discursos negacionistas basados en la misoginia, el odio a la diversidad, la culpación a las víctimas y el señalamiento racista de culpables de la violencia contra las mujeres, invia asume de manera explícita la responsabilidad de posicionarse del lado de la justicia social y la defensa de derechos para las mujeres, tan larga y duramente conseguidos: el recorrido feminista desde 1970 hasta el presente 2019 en la reivindicación de una vida libre de violencias y desigualdades de género y de una sociedad igualitaria, merece que la asunción de este compromiso arrope cada uno de nuestros pasos y la trascendencia que esta fecha, el 25 de noviembre, tiene en nuestra sociedad. En cada sociedad de la tierra.

Nuestra asociación trabaja diariamente desde hace más de 65 años en la erradicación de las violencias machistas y en el acompañamiento a mujeres de todas las edades (adolescentes y adultas), procedencias y estratos sociales, así como de sus hijas e hijos, cuando los tienen, desde la prevención, la atención y la contribución a la sensibilización social. Hay muchos tipos de violencias machistas que confluyen, además, dentro de un recorrido de vida e impactan de manera muy grave en el desarrollo de quienes son atravesadas por ellas. La violencia de género en el ámbito de la pareja de manera física, psicológica, sexual, económica y ambiental; la elevada e invisibilizada incidencia de violaciones, abusos y situaciones de acoso sexual; la feminización de la pobreza; la trata con fines de explotación sexual y laboral; los matrimonios forzados e infantiles; la mutilación genital; la venta de la virginidad de niñas y su explotación sexual; el control de la sexualidad y los derechos reproductivos; el ataque y deslegitimación de lo no heteronormativo; los feminicidios. Los círculos de la violencia de género limitan, destruyen o terminan con la vida de lo que se construye como ‘femenino’ y, por tanto, como susceptible de ser vulnerado, despreciado, controlado y comercializado.

Desde invia queremos manifestar, evidentemente, nuestro absoluto rechazo a cualquier expresión de violencia hacia las mujeres así como hacia todos aquellos discursos que niegan la existencia de dichas violencias y articulan amenazas encaminadas a desandar el camino que como sociedad hemos transitado – con mucho dolor y trabajo – en la lucha por su erradicación: el 2004 marcó la consecución de un arduo recorrido que la Ley contra la Violencia de Género fijaba como un nuevo punto de inicio respecto al compromiso explícito de nuestra sociedad en la reparación del daño de quienes sobrevivían a la violencia de género y el trabajo en prevención y en la construcción de una ciudadanía, cuyo objetivo no podía ser otro que el de la igualdad. De manera explícita señalamos, además, la necesidad de asumir los datos reales de la violencia sexual, el abordaje de la misma y la limpieza de falsos mensajes racistas de las explicaciones de su incidencia.

Consideramos, por tanto, muy necesario realizar una revisión sobre la concepción de esta en la sociedad, la política y los estamentos judiciales. Como entidad y como sociedad tenemos el deber de interpelarnos sobre qué podemos hacer y qué estamos haciendo para trabajar contra la misoginia y las maneras en que esta se articula y se enraíza en nuestras comunidades. Todas y cada una de las personas que las componemos tenemos potencialidades, responsabilidades y espacios donde poder trabajar y cuestionarnos sobre qué es la violencia de género, qué es lo que la sustenta y cómo luchar para prevenirla, denunciarla y, especialmente, para acompañar sus supervivientes.

En invia tenemos claro cuál es nuestro lugar: quedarnos activamente en el lado de la defensa de los Derechos Humanos, de las mujeres de todo lugar y en cualquier situación, de la juventud e infancia agredidas por las violencias machistas, haciendo prevención, formando y formándonos, trabajando con las familias, vecindarios, con la sociedad civil, para erradicar prácticas machistas y dando apoyo y proporcionando un acompañamiento a las supervivientes.

Y tú, ¿qué haces frente a la violencia machista?
#quefastudavantlaviolenciamasclista