La Asociación invia se suma hoy a la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y quiere hacer visible la situación de precariedad y riesgo en la que se encuentran en la actualidad muchas de las mujeres, niños y familias monomarentales beneficiarias de nuestros proyectos.

En 2017 un 19,4% de la población catalana se encontraba en riesgo de pobreza y/o exclusión, una cifra que constata que el impacto de la crisis socioeconómica continúa afectando a muchas mujeres, niños y familias monomarentales, es decir, a las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Por ello, un año más, la entidad y los profesionales que trabajamos en ella queremos denunciar esta realidad y dar voz a todas aquellas personas que antes de la llegada de la crisis se encontraban ya inmersas en la pobreza, y también a todas aquellas que han ido empobreciéndose posteriormente y no encuentran el camino para sacar adelante sus proyectos vitales.

Mujeres y familias que como consecuencia de la violencia ha tenido que empezar su vida desde cero, mujeres y familias que se encuentra solas y sin apoyo: en la Asociación invia no os olvidamos, no olvidamos vuestra lucha. La hacemos nuestra diariamente, y por eso nos comprometemos a continuar dando respuesta a vuestras necesidades, desarrollando programas para evitar los desahucios, para facilitar que vuestros hijos e hijas cuenten con el refuerzo escolar que necesitan, para garantizar que dispongáis de vivienda de forma temporal y que contéis con todo el acompañamiento educativo y psicológico que se requiere para superar esta situación.

Desde la Asociación invia nos comprometemos, un año más, a destinar todos nuestros esfuerzos a conseguir una sociedad más justa, libre de pobreza y de violencia y plenamente igualitaria.

 

 

Irene Andrés López
Responsable del área de Mujer de la Asociación invia