14F

¡Reivindicamos los derechos sexuales y reproductivos!

En Associació in via, desde donde desarrollamos todos y cada uno de nuestros proyectos desde una perspectiva de Derechos Humanos, de género interseccional, transcultural, de atención a la diversidad y de reducción de daños, nos manifestamos hoy, 14 de febrero, Día europeo de la Salud Sexual, para visibilizar la vulneración sistemática de los derechos sexuales y reproductivos que sufren muchas personas en nuestro planeta, y en especial las mujeres e infantes, también en nuestra casa, tal y como detectamos con cada mujer que ingresa en nuestros recursos de acogida y protección.

El término “Salud y derechos sexuales y reproductivos” fue discutido por primera vez en 1994 en la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) de El Cairo, y el 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (CCMM) celebrada en Beijing, donde se declaró que “La salud reproductiva implica que las personas puedan tener una vida sexual satisfactoria y segura, y que tengan la capacidad de reproducirse y la libertad de decidir, así como de descoger cuándo, cómo, con quién, y con qué frecuencia hacerlo». Además, la OMS declara que la capacidad de las personas para tener una salud y bienestar sexuales depende del acceso a información integral de buena calidad sobre el sexo y la sexualidad, así como sobre los riesgos de actividad sexual sin protección, o el poder acceder a atención de salud sexual, etcétera.

En el año 2022 todavía hay numerosos problemas de salud sexual tales como la discriminación por orientación sexual o por identidad de género, embarazos no deseados, países que no permiten el aborto, territorios (como en nuestro caso) donde aunque se permita el aborto después no se proporciona en todos los hospitales una verdadera atención que permita su ejecución, violencia sexual de todo tipo… Especialmente las mujeres e infantes son quienes continúan recibiendo más violencia en todo el mundo, además de mutilaciones genitales, continúan siendo traficadas con fines de explotación sexual, continúan siendo forzadas a casarse y a tener hijos, vulnerando su derecho a sentir placer, a relacionarse sexualmente con quién ellas decidan, a decidir sobre si tener hijos/as o no, y a vivir libres de toda violencia.

Entendiendo que la violencia sexual es de las más devastadoras que sufren las personas, y que es un atentado contra los derechos más fundamentales del ser humano, un año más, desde Associació in via denunciamos esta situación, seguiremos luchando por prevenirla, y continuaremos proporcionando toda la atención psicosocial que requieren las supervivientes de violencia sexual, para fomentar su empoderamiento y su derecho a vivir la sexualidad en toda libertad.

Para más información al respecto ve a nuestro Servicio de Atención Integral a la Mujer superviviente de violencias machistas.

Fuente fotografía: Associació in via


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.