5 consejos para empezar en curso con buen pie

Después de un largo verano, estos días volvemos a ponernos en marcha y los niños y adolescentes vuelven a empezar las clases y un curso nuevo. A veces, los inicios de curso no son fáciles, por ello os recomendamos algunas tips que nos pueden ayudar, tanto a los hijos e hijas como a los padres y madres, en esta época.

  1. Recuperemos los hábitos y rutinas.
    Es recomendable que unos días antes del inicio de la escuela volvamos a marcar unas rutinas fijas y un horario fijo para cenar, ir a dormir, levantarnos … De esta manera será más fácil coger el ritmo una vez ya empiecen las clases. Recordad que dormir las horas necesarias y comer un buen desayuno ayudará a nuestros hijos a afrontar el día con energía.
  2. Tengamos una actitud positiva hacia el aprendizaje.
    Es importante que transmitamos a nuestros hijos una actitud positiva hacia el proceso de aprender e ir a la escuela, para que no lo perciban como una obligación o algo pesado. Por ello, se recomienda que se lo motive hablándole de la escuela de manera positiva, para que la perciba como un lugar donde podemos pasárnoslo muy bien con los amigos y podemos aprender disfrutando. Una buena opción también puede ser preparar entre todos los materiales escolares, los libros, la mochila, la ropa nueva, etc. los días previos al inicio de curso.
  3. Motivemos a nuestros hijos e impliquémoslos en sus aprendizajes.
    Una opción para aumentar la motivación puede ser marcar unos objetivos por trimestres y evaluarlos. De esta manera los podremos motivar a seguir aprendiendo y los educaremos en valores como la responsabilidad y el esfuerzo hacia el estudio. Es importante también mostrar interés y conocer qué hacen nuestros hijos en la escuela, así también los motivaremos.
  4. Mantengámos una buena comunicación con maestros y profesores.
    Los maestros y profesores tienen un papel importante en la adaptación a la escuela, hablar con ellos nos ayudará a saber cómo se está adaptando nuestro hijo en la escuela y como irá evolucionando a lo largo del curso. Si tenemos una buena comunicación con los tutores de nuestros hijos, podremos conocer cómo se adapta, como evoluciona su aprendizaje y ecarle una mano según sus necesidades.
  5. Tengamos en cuenta el periodo de adaptación.
    Cada niño seguirá su proceso de adaptación, es importante tener paciencia y acompañarlos en este periodo según las necesidades de cada uno de nuestros hijos.

Buen inicio de curso!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *